El sitio sobre producción con biológicos y estrategias sustentables
Bioinsumos FEBRERO - 2023 2250

Sobre la nueva una resolución de Senasa para bioinsumos y biopreparados

Sobre la nueva una resolución de Senasa para bioinsumos y biopreparados

Los productos biológicos no son lo que viene, ya están a disposición de la producción y cada año son más diversos. Es por eso que por segundo año consecutivo se realizó un Encuentro sobre Producción con Biológicos, que en Venado Tuerto convocó a más de 1.300 asistentes, entre productores y profesionales para seguir avanzando en el conocimiento y aplicación, a través de demostraciones con cultivos y charlas de especialistas, para entender las alternativas disponibles en el mercado nacional.

En Argentina actualmente hay 942 registros de productos biológicos por parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), incluyendo fitosanitarios, fertilizantes y enmiendas, que corresponden a 158 empresas diferentes.

Teniendo en cuenta estos avances industriales y también el empleo en el campo, se trabaja para alcanzar las soluciones para cada una de las necesidades, por lo tanto el rol de Senasa se transforma en fundamental para acompañar el ritmo de este sector. El Ing. Agr. Sebastián Gómez tiene un especialidad en seguridad alimentaria y actualmente es supervisor técnico del Área de Registros de Productos Fitosanitarios y Fertilizantes Biológicos del Senasa, incluyendo a químicos y biológicos en relación con la sanidad.

“Los productos tienen una diferenciación. Los orgánicos están en la naturaleza, a través de moléculas como los extractos vegetales, metabolitos producidos por bio organismos, sustancias bioquímicas, con géneros y especies provenientes de un hongo, bacterias o virus. Por otra parte están los de la química más tradicional, que tienen relación con formulaciones más sintéticas, no tan libremente disponibles en la naturaleza”, resalta.

Desde hace algunos meses existe una decisión dentro del organismo del Estado de definir el registro de productos biológicos. “Estamos muy avanzados, hay una decisión política muy fuerte sobre esto, para tener una norma que esté separada del registro general de químicos para darle un tratamiento individual y particular de este tipo de productos”. “Entiendo que hay un acompañamiento desde adentro en el organismo para impulsar al sector de biológicos”, explicó.

“Lo que las diferentes entidades siempre piden es que más allá de las definiciones técnicas, tienen más relación con las definiciones administrativas vinculadas a los atrasos en las aprobaciones de productos, por ejemplo. También se solicita más personal para evaluar, en relación a la cantidad de trámites que ingresan”, agregó. Este último punto tiene relación con un achicamiento en el Senasa, que se intenta revertir para poder agilizar la tramitación de habilitación de productos y su control correspondiente.

Está encaminada la definición de generar una resolución de Senasa para bioinsumos y otra para biopreparados. “Más o menos calculamos que para finales de marzo podríamos llegar a exponer esta normativa a consulta pública, que son dos meses en los que la gente, cualquier usuario, puede opinar libremente, para hacer las contribuciones que se consideren para estos proyectos, hasta que se pueda llegar a publicar como norma, con año y número”, con el formato de resolución.

Esta tarea que encara Senasa, con el pedido preciso sobre el tema de su presidente, Diana Guillén, como una manera de aquietar debates que incluso cuestionan el rol del organismo, por sobre los intereses de algunas organizaciones ambientalistas y el mensaje confuso que se eleva sobre las definiciones de quiénes deciden sobre las condiciones de los productos que se utilizan para la producción de alimentos en nuestro país y que están en línea con organismos similares en otros países.

La Cámara de Bioinsumos:

Presentes en el encuentro, la Cámara de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires, de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes y la Cámara Argentina de Bioinsumos componen los espacios institucionales desde los que se promueven estas agilizaciones de trámites para el registro de productos y para mejorar los controles de los mismos, teniendo en cuenta la popularización del uso de los mismos, de acuerdo a la demanda de los mercados. El Dr Roberto Rapela preside Cabio y su empresa HMA4 SA, una empresa de insumos biotecnológicos.

“El tema más básico es que los bioinsumos se están inscribiendo en Senasa en el área de agroquímicos, por no haber un área específica. Desde Cabio solicitamos reformar a la Resolución 350 y la 264 para poder adaptarla a los bioinsumos actuales y poder inscribirlos rápidamente y de una manera eficiente, pero rápida, porque las pequeñas empresas no pueden tardar cinco años para anotar un producto porque se funden”.

La Cámara Argentina de Bioinsumos tiene 35 miembros titulares, incluyendo a pequeñas, medianas y grandes empresas, desde donde se trabaja con Senasa para “inscribir rápidamente los productos y a la vez poder unificar la nomenclatura a nivel internacional. Trabajamos con Bioprotection Global, que es una federación de cámaras de 127 países del mundo desde donde se intentan aunar nomenclaturas para poder llevar a nuestros productos a otros países”.


FUENTE: AgroFy News

Powered by Froala Editor