El sitio sobre producción con biológicos y estrategias sustentables
Extensivos MAYO - 2024 699

Regeneración de suelos, punto de partida para combinar biología y agronomía

Regeneración de suelos, punto de partida para combinar biología y agronomía

Marcelo Warnes es el fundador de Tecnosustrato, una empresa que tiene 5 años de vida, pero 20 de experiencia desde que nació como una una idea: la de implementar el valor de la biología en la recuperación de suelos y la agronomía.

“Regenerar el suelo es difícil pero tenemos que comprender qué es el suelo. Mientras lo sigamos viendo solo como un soporte para lo que se implanta, sólo como una cuestión física, es difícil recuperarlo. Durante muchas campañas se ha hecho minería en los lotes. Hemos extraído nutrientes y minerales y hemos terminado compactando suelos. Ahora, si vemos el suelo como un ser vivo que está a disposición, cambia la forma de pensar el problema”.

“Con nuestros productos recuperamos suelo porque le aportamos carbono con hormonas naturales con carga biológica. Son aportes que permiten generar actividad microbiológica dentro del suelo, después se potencian y mejoran la retención de agua y porosidad. Son productos a base de gel que aporta leonardita, un tipo de carbono que está presente hace millones de años. Es un carbono de altísima disponibilidad en el instante que se aplica al suelo. Nuestras fórmulas son un conjunto de microorganismos, aminoácidos, hormonas que cuando se aplica comienza a generar una actividad de nutrición y dispara la caga biológica del suelo”.

“Tenemos una paleta de productos para acompañar al cultivo en todas sus etapas, según lo que la planta va necesitando. Lo primero que es el Humic Gel, es un aporte de carbono con agregados unos 30 días antes de la siembra en aplicaciones con mosquito. Una vez de aplicado se lo deja descansa 20 días para luego sembrar. Para potenciar estos procesos, también desarrollamos un inoculante para semilla íntegramente con compuestos biológicos que protegen el poder germinativo y la nutren cuando germina. Y después, cuando la planta desarrollo cuatro o cinco hojas, aplicamos un nutricional de suelo. Finalmente con la aparición del botón floral recomendamos aplicar un aporte nutricional para evitar el aborto de flores. A partir de ahí la planta se desarrolla”, explica.

Como se hace una regeneración de suelo:

Para Warnes hay que dejar de hablar de barbecho y pasar a un suelo vivo con un cultivo de cobertura constante. “Lo que hace que la vida del suelo se mantenga en el tiempo son las raíces. Cuando arrancamos con un proyecto hacemos un seguimiento constante de las áreas aplicadas, como el suelo es un ser vivo, el dos más dos nunca es cuatro. Antes de empezar todo el manejo hacemos un análisis de suelo tanto cuantitativo como cualitativo que nos permite ver la interacción de los compuestos, como se infiltran en el suelo y todas las  partes por millón de los compuestos o elementos que hay en ese suelo y, por supuesto, sus carencias. Además hacemos un control de microorganismos y un trabajo de cromatogramas. Una vez que se obtiene el diagnóstico del campo,  se hacen las dosificaciones  y se aplican los productos. Luego de la cosecha de la campaña se vuelve a hacer un análisis de suelo para determinar avances. Con estas metodologías en tres años logramos la regeneración biológica del suelo y el productor ve el resultado en el cultivo y en la producción” afirma.

Se ven muchos resultados, el principal es una mayor infiltración, donde se estaba encharcando ya no se encharca, porque la compactación es uno de los principales problemas que tenemos y la pérdida de los primeros centímetros de suelo por erosión eólica o erosión hídrica. En ese lapso de tiempo logramos que el suelo se descompacte biológicamente y que tenga mayor retención de agua. Incluso para medir esto diseñamos unas campanas especiales que se ubican en el campo y permiten tomar datos de CO2 del suelo y obtener resultados.

Powered by Froala Editor