El sitio sobre producción con biológicos y estrategias sustentables
Bioinsumos DICIEMBRE - 2022 1425

Rafaela debate sobre la ordenanza que autoriza a los productos biológicos

Rafaela debate sobre la ordenanza que autoriza a los productos biológicos

Por June Allison Thomas*

Los bioinsumos para la protección de los cultivos, representan una amplia categoría de productos derivados de organismos vivos. Son utilizados generalmente para el control de las enfermedades de las plantas y los insectos, ya sea en los jardines, quintas, o producciones extensivas, dentro de un Programa de Manejo integral de las Plagas, solos o complementados con productos químicos.
Cuando se plantea el debate sobre la prohibición de utilización de productos biológicos aprobados y con control de aplicación, debería haber siempre una explicación lógica, o bien, evidencia científica como para asegurar que un producto biológico no es seguro. También comprender qué consideran como producto biológico.

Los productos biológicos son herramientas importantes para la agricultura sostenible. Se proyecta que de aquí a veinticinco años la mitad de los insumos que se utilicen para el agro van a ser biológicos y la otra mitad van a ser químicos. Los cuales serán, y como está sucediendo actualmente, cada vez con menores cargas residuales y menor toxicidad.
Los bioinsumos, por su rápida degradación no ofrecen daño a la salud humana y al ambiente. Permiten el control de la producción y la calidad de los alimentos. Por el proceso estricto para su registro y la base científica de evaluación de riesgos para la salud humana y el ambiente, se consideran productos seguros. Hay reglamentaciones para su uso en Europa y en EE.UU. Brasil ya dispone de 600 a 700 productos biológicos o llamados bioinsumos registrados y en uso, al igual que Colombia. Argentina también progresa en el registro de productos de este tipo.

Aun con el avance de la tecnología y continuas inversiones en investigación y desarrollo, no se dispone aún de todos los productos necesarios para el control de las plagas que afectan a la producción agrícola. Los bioinsumos son y pueden continuar siendo una herramienta valiosa para la agricultura orgánica.

Un prestigioso experto, el Dr. Roberto Leucona(1) en entrevista en radio ADN el 21 de noviembre, aclara en qué difieren estos productos de los agroquímicos y cuáles son las exigencias para su comercialización: “Los productos biológicos son insumos que se producen con microorganismos útiles como hongos, bacterias, virus, extractos de plantas, etc. Se fabrican con microrganismos benéficos que se registran en el SENASA para poder ser comercializados y utilizados”.

Refiriéndose a la inocuidad de los productos biológicos, el Dr. Leucona expresa: “Los microorganismos que se utilizan para la fabricación de bioinsumos son específicos para invertebrados, como insectos, no para el ser humano. Hay ciencia y tecnología detrás de este proceso. Para lograr un producto biológico, se tardan entre ocho y diez años de investigación.
Se inicia con la selección de la cepa apropiada de hongos, bacterias, virus etc., para controlar esa plaga, la forma de producirlo, si es específica o no y si tiene compatibilidad con otros productos. Se hacen ensayos en laboratorio, luego en invernáculos. Antes de salir al campo se hacen ensayos con estos bioinsumos (registros experimentales en SENASA). Se deben realizar dos o tres ensayos o campañas en distintas regiones agroecológicas, bajo el control de SENASA.
Solo después de este largo proceso, se autoriza para que en las biofábricas se pueda elaborar el producto biológico y se pueda comercializar. Hay un respaldo científico y un respaldo estatal a través del SENASA. Así como sucede con los productos para la salud humana, y confiamos en que la ANMAT está controlando que el antibiótico o la aspirina que consumimos está en buenas condiciones, de la misma manera SENASA, hace lo mismo con los productos agropecuarios. SENASA da una garantía, por lo que son seguros para la salud humana y para el ambiente”.

Ante el desafío del cumplimiento de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible de la ONU, y siendo nuestro país firmante de ese compromiso, de prohibirse la utilización de productos biológicos, debería explicarse por qué se prohíbe y qué se puede utilizar en su reemplazo. De no haber nada disponible para proteger los cultivos, puede no alcanzarse en ese lugar la intensificación de la producción de alimentos en forma sustentable. Son los investigadores que realizan trabajos científicos, los organismos regulatorios, en este caso SENASA, los que garantizan que el producto biológico registrado y autorizado, utilizado en la forma indicada (control de aplicación) es seguro para la salud y para el ambiente.

(1) El Dr. Roberto Leucona, Ing. Agrónomo, doctorado en Francia; es un prestigioso investigador en el tema de productos biológicos. se ha desempeñado como Investigador y director del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola del INTA Castelar (IMYZA). Instituto Líder a nivel nacional en investigación en organismos para el control de plagas agropecuarias y desarrollo de fertilizantes biológicos. Es actualmente asesor y miembro de FORINDER (Fundación INTA para fortalecer la innovación y el desarrollo rural)

* Ing. Agr. Ms. Sc. June Allison Thomas. 

FUENTE: Diario La opinión de Rafaela

Powered by Froala Editor