El sitio sobre producción con biológicos y estrategias sustentables
Actualidad ENERO - 2022 1323

La producción con biológicos renueva y transforma la agricultura brasileña

La producción con biológicos renueva y transforma la agricultura brasileña

Por Giovana Araújo de Agronegocios de KPMG en Brasil.

El agronegocio se consolida como uno de los sectores más estratégicos para Brasil y el mundo, particularmente frente a los crecientes desafíos de seguridad alimentaria en las próximas décadas. El sector representó aproximadamente el 27% del Producto Interno Bruto (PIB) del país en 2020, con una generación de ingresos del orden de R$ 2 billones (Cepea/CNA), acumulando un crecimiento promedio del 9% en los últimos 10 años, a precios cadenas. Este desempeño de crecimiento ha sido guiado por el uso de tecnologías biológicas, físicas y digitales en operaciones agrícolas y agroindustriales. La expansión de la agricultura de base biológica, en particular, se perfila para ocupar un rol decisivo en el desafío de lograr sistemas agroalimentarios más eficientes, sostenibles, resilientes e inclusivos.

La agricultura de base biológica está presente en Brasil desde hace años y se ha incrementado progresivamente en los últimos años. El control de algunas plagas y enfermedades con el uso de agentes biológicos es una realidad consolidada en los cultivos de granos como la soja y el maíz o en caña de azúcar. La Fijación Biológica de Nitrógeno (FBN) es adoptada en casi todas las áreas sembradas con soja en Brasil, generando ahorros en el uso de fertilizantes nitrogenados del orden de algunos miles de millones de dólares por año y contribuyendo a la mitigación de la emisión de óxido nitroso, uno de los gases reconocidos internacionalmente como gases de efecto invernadero, regulados por el Protocolo de Kioto. Estos son buenos ejemplos que refutan la idea de que existe temor en cuanto al uso de bioinsumos por parte de agricultores y ganaderos en Brasil.

La nueva generación de productos de base biológica marca una revolución en la agricultura brasileña, a través de soluciones disruptivas destinadas a aumentar la productividad y la calidad de la producción agrícola de forma económica y ambientalmente sostenible, actuando sobre el crecimiento y la nutrición de las plantas y la producción animal, y aumentar la resiliencia frente a las condiciones climáticas. Entre las categorías emergentes de bioproductos en el país se encuentran los biofertilizantes, bioestimulantes y acondicionadores biológicos del suelo.

El ritmo de lanzamiento de nuevos productos de base biológica en Brasil nos da un termómetro del potencial de este mercado. En los últimos 20 años se registraron en el país 433 productos biológicos, cantidad superior a la cantidad de plaguicidas químicos registrados en el mismo período. De ese total, el 62,1% fueron microorganismos, el 15,5% macroorganismos, el 12,2% bioquímicos y el 10,2% semioquímicos, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa). El crecimiento en el número de registros ha sido exponencial en los últimos 5 años, con un récord anual en 2020 con un total de 96 nuevos productos biológicos registrados en Brasil. El mercado de productos de base biológica está dominado en gran medida por pequeñas y medianas empresas, a pesar de que ya integran la estrategia de productos de las grandes empresas de insumos con operaciones en el país.

Las políticas públicas de incentivos han jugado un papel importante en la promoción del mercado de bioinsumos en el país, con énfasis en el lanzamiento del Programa Nacional de Bioinsumos (PNB) en 2020, que tiene como objetivo ampliar y fortalecer el uso de bioinsumos para promover la sostenibilidad del desarrollo de la agricultura brasileña. Entre las acciones estratégicas del PNB se encuentran la propuesta de un marco normativo que incentive la producción y uso de bioinsumos y la articulación de instrumentos de crédito y promoción dirigidos al desarrollo, producción y uso de bioinsumos. Los incentivos económicos, a través de programas de descarbonización, como RenovaBio, también tienen el potencial de ser importantes aceleradores del mercado de bioinsumos en el país.

Los desafíos del crecimiento eficiente y sostenible de los agronegocios en Brasil hacen de la expansión de la agricultura de base orgánica una agenda prioritaria, particularmente en el contexto de los compromisos públicos asumidos por el país de reducir el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y neutralizar las emisiones de carbono para 2050. Además, es importante tener en cuenta que el principal socio comercial de agronegocios de Brasil, China, que representó el 38% de los ingresos por exportaciones del sector entre enero y agosto de este año, el equivalente a US$ 31,7 mil millones, aspira a un nuevo paradigma de desarrollo, que tiene la transformación verde como uno de los pilares. La expansión de la agricultura de base biológica también es una agenda estratégica para el país, que a pesar de ser el mayor exportador neto de alimentos del mundo y poseer cerca del 20% de la biodiversidad mundial, mantiene una alta dependencia de insumos químicos importados para su uso en la agricultura.


Powered by Froala Editor