El sitio sobre producción con biológicos y estrategias sustentables
Actualidad SEPTIEMBRE - 2022 522

Agroecología: “La clave no es pensar en incrementar rindes sino en bajar costos"

Agroecología: “La clave no es pensar en incrementar rindes sino en bajar costos"

Horacio Alberto Gallardo es Ingeniero Agrónomo, recibido en el año 1992 en la Facultad de Agronomía de Azul, Prov. de Bs As, Mat: 02126.  Desde que se recibió trabajo en la zona de Olavarría. “En un principio estaba 100% volcado a la agricultura pero desde hace 4 años hice un cambio de chip. Yo venía trabajando de manera tradicional, sembrando soja o maíz aplicando agroquímicos en todo el ciclo de los cultivos y utilizando semillas de las mejores del mercado, incluso hice un postgrado en la UBA sobre Siembra Directa. En algún momento estaba convencido que esa práctica mejoraba el suelo pero lo cierto es que no llegaba a obtener grandes resultados. Siempre estábamos con los mismos rendimientos, por más que cambiáramos los productos, las variedades de soja o los híbridos de semilla, siempre había una limitante ambiental. La soja no pasaba los 3.500 kilos según el año, y los maíces dieron un salto de 10.000 kilos en campos buenos, pero en la mayoría de los campos no pasaban los 7.000 kilos mientras los insumos seguían aumentando en dólares. A su vez comenzamos a ver mayor cantidad de malezas resistentes que terminaron de poner en crisis el modelo” sostiene. “Llegado ese punto me despertaba inquietud lo que venía venía viendo en el campo y sumado a unas circunstancias personales se me instaló una idea: “Tengo que hacer algo diferente. Como la frase que dice: Para lograr resultados diferentes hay que hacer cosas distintas”. 

“Fue en ese entonces que apareció la palabra agroecología y luego de investigar un poco me encontré con una agronomía diferente. Era como volver a las fuentes, era volver a estudiar las materias que aprendía al comienzo de la carrera. Así que me interioricé más, comencé a tomar capacitaciones sobre como manejar esos cultivos con agroecología, hice una primera capacitación del INTA, y otra con el equipo de INTA Chacra  Barrow que conforman Martín Zamora y Agustín Barbera. Y en esa búsqueda surge el grupo de Cambio Rural al cual pertenecemos actualmente y donde compartimos la inquietud de bajar los costos de insumos y sobre todo de agroquímicos. En Olavarría ya se organizaron varias charlas sobre estos temas y estamos abriendo un nuevo camino que se va construyendo con  más información y más ensayos” afirma.

Agroecología ¿pero cómo? :

Cuando manejamos un cultivo con agroecología lo hacemos casi sin usar fertilizantes y agroquímicos. Buscamos la manera de reemplazar un fertilizante y reemplazar un control de malezas con herbicidas. En agroecología se dice que cuando uno deja de usar herbicida no hay ya una especie dominante y la presión de selección desaparece. El uso de herbicidas fomenta individuos resistentes,  y esa visión se extiende y aplica a la presión de plagas y enfermedades”. 

“La primera respuesta que encontré es que pensar en reemplazar una cosa por la otra es un error.  Uno tiene que pensar diferente, no pensar en reemplazar. Para manejar malezas el camino es fomentar la biodiversidad tratando de sembrar varias especies y no una sola, para así buscar la sociedad entre las especies. Cuando empezamos a probar maíz con una leguminosa acompañante la cosa cambió. Una soja sembrada con maíz, juntos. Y así fue que sembramos cubriendo el suelo con las soja, en bajo stand de plantas para generar sombreo y para que el maíz pueda crecer con el aporte del cultivo asociado. Aprovechamos la virtud de la soja de fijar nitrógeno para que ese nitrógeno le aporte al maíz”. 

“Otra de las variables que probamos con el maíz es complementando con ganadería, para eso agregamos al voleo avena y vicia en febrero cuando el maíz está alto, aplicado con máquinas altas. Esta técnica la usamos para que, después de cosechar el maíz nos quede un verdeo muy interesante”. 

Muchos productores se enfocan en los kilos de rendimiento, pero según Gallardo la clave del negocio agroecológico no es romper la balanza sino que se trata de bajar el costo de insumos. “Hoy estamos gastando entre 150 y 180 dólares entre trabajo, labores y semillas en el manejo de todo el ciclo” dispara. 

“Además buscamos producir alimentos de calidad, con mayor densidad nutricional. La batería de químicos, según muchas versiones, baja la calidad nutricional y por ende su calidad alimenticia para manejar el ganado. Un maíz producido de esta manera, alimenta más. Hay experiencias con pollos pastoriles que indican que, cuando se los alimenta con materiales logrados sin químicos ni fertilizantes, poseen mayor calidad nutricional” finaliza.

Powered by Froala Editor